miércoles, 30 de mayo de 2012

The (Jane Austen) Experience

The (Classic) Experience es una sección de Lector Empedernido -como si yo fuera el único intelectual que reseña clásicos- en la cual haré pequeñas reseñas de las novelas clásicas que vaya leyendo (desgraciadamente, son pocas). Esta sección es aperiódica, es decir, tendréis una entrega siempre que a mi me salga del monóculo.


Persuasión, de Jane Austen

Sir Walter Elliot, señor de Kellynch Hall, no leía otro libro para entretenerse que la Crónica de los baronets, allá donde podía repasar la honorable historia de la familia Elliot y añadir los últimos sucesos, como la muerte de su esposa y el compromiso y matrimonio de su hija menor Mary con Charles Musgrove, heredero de la respetable finca de Uppercross y de la Casa Grande. Además de ella, el vanidoso baronet contaba con dos hijas más: la mayor, Elizabeth, y la mediana, Anne.
Anne Elliot era el vivo reflejo de su madre, o así lo veía su queridísima amiga Mrs. Russell, que conoció y disfrutó de la amistad de la madre en vida y que ahora era una respetable amiga de la familia, y para nada una ansiosa pretendiente de sir Walter, tal como podría hacer pensar su condición de viuda.
No obstante, el parecido de Anne con su madre no parecía verlo nadie más. O directamente no parecía que nadie la veía, pues su familia poco o nada tenía en consideración su opinión. De manera que todo se complica cuando los problemas económicos de la familia Elliot crecen: ¿qué solución se podría esperar de un cabeza de familia presuntuoso que no está dispuesto a renunciar a las comodidades propias de un baronet y de una hija que alimenta su vanidad? Nada bueno, y menos si no tienen en cuenta los consejos de la única cabeza pensante de Kellynch.

Así pues, los Elliot se ven obligados a arrendar Kellynch Hall, ¡la honorable residencia de la familia Elliot durante generaciones!, y trasladarse a Bath, a una casa para nada poco honorable, para recuperarse a largo plazo y saldar sus deudas. ¿Y quiénes serán los afortunados inquilinos? Pues el almirante Croft y su esposa. ¡A Anne casi se le para el corazón! ¡Mrs. Croft! ¡La hermana del capitán Frederick Wentworth...! ¿Se acordará de ella... de que le partió el corazón ocho años atrás? ¡Si no hubiera sido persuadida...!
Y lo más importante... ¿la seguirá amando?

Mary, muy halagada por aquella muestra de cortesía, lo recibió con verdadero deleite, mientras que invadían a Anne mil sensaciones, de las cuales la más tranquilizadora provenía de considerar la brevedad del trance. Y, en efecto, pasó muy pronto. Dos minutos después dela viso de Charles se presentaron los otros. Entraron en el salón. apenas cruzó Anne una mirada con la del capitán Wentworth, que hizo una breve reverencia. Enseguida se dirigió este a Mary, e intercambió con ella los comentarios de rigor. Algo dijo a las hermanas Musgrove; lo necesario para incluirlas en la charla. La estancia se llenó de voces y personas, pero a los pocos minutos todo había terminado. Apareció Charles en la ventana, anunciando que todo estaba dispuesto. El visitante se despidió y salió, y lo mismo hicieron las hermanas Musgrove, que decidieron acompañar a los cazadores hasta el final del pueblo. Cuando todos se hubieron marchado, Anne acabó de desayunar, no sin esfuerzo. ¡Ya pasó, ya pasó!, se dijo una y otra vez con nerviosa alegría. ¡Lo peor ya pasó!

Tal como ya dejé claro en aquella entrada tan extensa dedicada a este mito de la literatura, Persuasión no es una buena novela para empezar a leer a Austen ni tampoco una de las primeras lecturas que recomendaría, ya que es la única en la cual la autora profundiza en el sentimentalismo, el amor, la zozobra y el arrepentimiento de manera más notoria, tanto que se la podría clasificar, y no solo por cronología, como una autora romántica, de manera que os podríais hacer una idea equivocada de lo que Austen os tiene preparado y buscar la misma sensación en el resto de sus obras.

Jane Austen escribió en una prosa magistral que ya quisieran muchos autores actuales y pasados para ellos. No mentiré: no es ágil ni tampoco es sencilla, es una narración complicada, a la que tienes que estar atento para no perderte ningún detalle, pues a la mínima que te distraigas, puedes perderte. Algunos lo considerarán un gran inconveniente, mientras que yo lo considero una gran: ¿no es acaso una muestra de cómo Austen consigue hilvanar cada una de las palabras que forman sus escritos, cómo cada una de ellas forma parte de un gran puzle, elegidas cuidadosamente para formar el mensaje preciso y exacto que quería plasmar en sus páginas? Esta es la magia de Austen, esta y su maestría para representar las emociones y el comportamiento humano, de lo cual hablaremos más adelante.
Respecto las descripciones, estas son tan magníficas, tal como su prosa, consiguen hacernos imaginar lo que pretenden aunque a veces sean vagas en localización. Y sobre el ritmo, en esta novela es bastante bueno y enlaza todos los hechos con facilidad.

¿Y los personajes? ¡Son lo mejor de todo el libro! Bueno, de este y de todas las novelas de la escritora inglesa. Todos sus personajes principales son complejos y difíciles de entender. A través de un gesto, de una mirada, de una palabra de cualquiera de sus personajes, Jane Austen consigue transmitir todo un mundo de posibilidades: ¿qué habrá querido decir? ¿Porqué habrá hecho eso? No podemos meternos en la mente de los demás para conocer sus intenciones, y eso nos queda claro con Austen.

Entonces, ¿recomiendo Persuasión? Indudablemente, igual que cualquier libro de Jane Austen (bueno, me pensaría eso de recomendar Emma), aunque he de admitir que este es mi preferido. Es una novela que trata sobre la incertidumbre, el amor y el arrepentimiento. Anne es un personaje profundamente angustiado que tiene que soportar bastante en la inmensidad de su silencio.

6 comentarios:

Aineric 30 de mayo de 2012, 16:11  

Como ya sabes, me la apunto, que está en la biblio del insti de mi hermana. ¡Acabo de publicar mi reseña de Orgullo y prejuicio! Pásate si puedes a ver si opinas igual. ¡Espero que esta sección no sea tan aperiódica :D!

Anna Gallagher 30 de mayo de 2012, 16:15  

Justo hoy he empezado a releer Orgullo y prejuicio, que tenía mucho mono de Darcy. Y a ver si en verano me pongo con otras de sus obras.

Nos vemos en Pemberley, señorito Matthew. ♥

Polly 30 de mayo de 2012, 16:36  

me faltan tres obras de la Austen por leer, Sanditon, Lady Susan y este... ahora que viene el veranito aprovecharé.

:)

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ðσℓσ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ 30 de mayo de 2012, 20:21  

La peli me encantó pero no tengo el libro, tengo algunos de Austen pero este no ;)!
Te sigo!
Besos!


Dolo.
http://itstimetomagic.blogspot.com.es/

Nina 4 de junio de 2012, 0:52  

Este es de los de Austen que tengo pendiente :D quiero leerlo!

ℓυfι 25 de septiembre de 2012, 5:30  

Solo he podido leer de Austen Orgullo y prejuicio , justo tengo este esperando en la estantería, espero leérmelo pronto :)
¡Saludos!

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP