domingo, 17 de octubre de 2010

Reseña: Vampire Academy (II) - Sangre Azul

¡Extra!¡Extra! ¡¡Reseña a la vista después de un mes y 11 díaas!!

Contiene SPOILERS de entrgas anteriores.

Título: Vampire Academy: Sangre Azul
Título original: Vampire Academy: Frostbite
Autora: Richelle Mead
Año de publicación: 2010
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420423623
Precio: 14,95 €
Páginas: 360
Edad: +14
Saga: Vampire Academy (6 libros)
Película: Derechos vendidos
Sitio web: http://www.richellemead.com/
Ilustraciones: no
Encuadernación: tapa blanda
Punto de vista narrativo: 1ª persona en pasado

Sinopsis:

Rose Hathaway tiene un serio problema. Su guapísimo tutor Dimitri se está fijando en otra, su amigo Mason está colado por ella y el vínculo telepático que tiene con su mejor amiga… la vuelve loca cuando ésta se enrolla con su novio.

Entonces un gran ataque strigoi pone a la Academia en alerta y deciden poner a salvo a los alumnos en la elegante estación de Idaho. Pero la impresión de seguridad es falsa. Esta vez, Rose - y su corazón - correrá un peligro mayor de lo que imaginaba.


Nota: 4/5

Reseña: Rose Hathaway es una dhampir (una medio vampira, mezcla de moroi y dhampir o humano) que estudia en la Academia St Vladimir para convertirse en la guardiana de su mejor amiga (Vasi)Lissa Dragomir, una moroi, que también estudia en dicha academia y con la que comparte un misterioso vínculo emocional.
Como algun@s ya sabréis, la Academia St Vladimir no es un simple instituto made in USA, si no una institutción especialmente creada para el estudio de moroi y dhampir.
Y para protegerlos mientras sean jóvenes.
¿Protegerlos?
¿De qué?
De la otra cara del mundo vampírico: los strigoi.
Los strigoi son, lo que nosotros llamaríamos, vampiros de verdad: son totalmente inmortales, crueles, beben sangre hasta matar a la persona, disfrutan del dolor, poseen una fuerza asombrosa, son nocturnos y no brillan a la luz del sol.
Y les encanta matar a los moroi y a los dhampir.
Por eso ambas razas están en peligro de extinción: los strigoi matan a los moroi y los moroi sólo pueden defenderse con sus guardianes dhampir, ya que utilizar su magia como arma está mal visto; pero para colmo cada vez hay menos dhampir guardianes, ya que la mayoría de las mujeres se convierten en prostitutas de sangre y forman familias... familias alejadas de la comunidad de vampiros, cuyos hijos no van a las academias ni se transforman en guardianes... ergo, los moroi van disminuyendo.
Pero si ese fuera el mayor de los problemas en la vida de Rose...

Rose, que huyó una larga temporada de St Vladimir con su amiga Lissa a causa de que alguien intentaba hacerle daño, tiene que recuperar el entrenamiento perdido con el atractivo y ausente guardián Dimitri Belikov, por el cuál siente más que atracción y con el que tuvo un momentazo de lujuria increíble... pero lo suyo no puede ser, y Dimitri, muy a pesar de Rose, no para de recordárselo: ambos serán guardianes de Lissa en un futuro, y su relación no haría más que poner en peligro a su protegida.
Para colmo, Lissa, que pensaban que no se especializaría en ningún elemento, posee el espíritu: poder que consiste en la sanación y en la... resurrección (preguntadle a Rose). Vale, sería magnífico tener un poder así, si no fuera porque ello provoca inestabilidad emocional al utilizarlo y porque miles de personas estarían deseando sacarle provecho... No obstante, gracias a unas pastillitas (vivan los antidepresivos), eso ya no es problema...
Dejando de lado todo eso, el universo de moroi y dhampir no podría estar en mayor equilibrio...
Hasta que un grupo de strigoi masacra entera a una de las doce familias reales... el pánico cunde entre los moroi, ya no están tan seguros, ya no hay nada que pueda protegerlos... Porque strigoi y humanos han unido fuerzas... y eso nunca había pasado antes.

Allí había habido una defensa, pero se había hecho añicos cuando alguien la atravesó con una estaca. Ambas magias entraron en conflicto; venció la estaca.
-Los strigoi no pueden tocar las estacas -le dije. Me di cuenta de la cantidad de afirmaciones que estaba haciendo con nunca y no poder. No resultaba fácil ver cómo quedaban en entredicho las creencias fundamentales de una-. Y ningún moroi o dhampir lo haría.
-Un humano podría.
Le miré a los ojos.
-Los humanos nunca ayudarían a los strigoi -me detuve. Ahí estaba otra vez, nunca, pero no podía evitarlo. Lo único con lo que podíamos contar en nuestra lucha contra los strigoi eran sus limitaciones: el sol, las defensas, la magia de las estacas, etcétera. Utilizábamos sus debilidades contra ellos, y si ellos contaban con otros, con humanos, que los ayudasen y no estuviesen sujetos a esas limitaciones...
El gesto del rostro de Dimitri era serio, si bien preparado para culaquier cosa, pero con una levísima chispa de compasión en sus ojos oscuros mientras me observaba librar mi batalla mental.
-Esto lo cambia todo, ¿verdad? -le pregunté.
-Sí -replicó-, así es.

Si dicen que segundas partes nunca fueron buenas, Richelle Mead ha dejado por los suelos tal dicho popular y lo ha repateado hasta quedarse a gusto. Bueno, vale, tal vez no sea tan buena como la anterior entrega, pero yo eso se lo achaco a la novedad: Mead nos impactó con la originalidad de su historia en Vampire Academy, con un ritmo frenético y un misterio que nos mantenía en vilo. En Sangre Azul, ya conocemos como funciona el mundo de estos vampiros y sólo tenemos un misterio que, durante la mayor parte del libro, parece que no va a afectar a nuestros protagonistas.

¿Eso significa que la segunda parte sea mala? No, al contrario, es lo primero que he dicho.

La narración de Richelle sigue siendo tan humana como en el primer libro de la saga: es muy realista y parece verdaderamente escrita por Rose, por la adolescente valiente y con-un-par que es. Su pluma es adictiva y consigue atraparte, ¿cómo lo conseguirá Mead? Además, sigue siendo igual de divertida... bueno, no tanto, pero dado a la amenaza de los strigoi el libro tiene un tono más grave que el anterior, pero tampoco serio.

Las descripciones, tan buenas como siempre, dan los detalles más importantes y trascendentales, no son tediosas ni aburridas (a no ser que estés leyendo a horas intempestivas después de un día agotador, pero claro, entonces te aburre todo).
El ritmo... la principal razón por la que esta entrega se ha llevado un 4 y no un 4-coma-algo. El principio es algo aburrido y se hace tedioso, algo por lo que tardé más en leer esta segunda parte (dejando aparte el tema del asqueroso y horrible Bachillerato); luego, se hace más entretenido, y el final es apoteósico... pero eso ya lo contaré más tarde.
Y bueno, los diálogos siguen siendo tan chispeantes y mordaces como siempre. Si es que ese piquito que tiene Rose no hay quien se lo quite. Esta chica si calla, explota. Cómo mola Rose.

Bien, llega el turno de los personajes. ¿Qué decir sobre ellos, aparte de que la mayoría son increíbles?

Rose sigue siendo tan Rose como se nos presentó en el primer libro: sarcástica, decidida, fuerte, independiente y con su siempre presente y gran pechonalidad personalidad... Esta protagonista es la hostia y para nada pava; me alegra ver que las protagonistas d.C. (Después de Crepúsculo -y todo su fenómeno) van cogiendo más y más carácter hasta ser increíbles. Vale, puede que a veces se coma la cabeza con Dimitri esto y Dimitri lo otro, pero estar colado por alguien tiene que tener sus desventajas y dichas ocasiones se pueden contar con los dedos de una mano. Y sí, sobran dedos.
Dimitri... o el eterno secundón. ¿De verdad es el chico de esta historia? Es que, en serio, salen más los personajes ambientales que él. Pueden pasar unas buenas 80 páginas sin leer su nombre ni una sola vez o tan sólo una. Yo tengo la teoría de que sus dedos aparecen más que él mismo. En serio, no entiendo la fijación de Rose por los dedos de Dimitri, ¿os habéis fijado? Aunque bueno, dejando aparte el número de veces que pueda aparecer en la novela, es un personaje con una gran personalidad y que hará que muchas se olviden de Edward Cullen (ej. de como ello sucede: imagen de arriba)... espera, ¿quién? Bah, da igual.
Lissa, mundialmente conocida como Tontissa. Vale, será porque en este libro apenas sale, pero yo sigo sin verla tonta. Cortita sí, un poco, no sé porqué, pero digna de ese mote aún no. Veremos en el tercero, que ahí dicen que sí que es tonta, tonta, tonta...
Y la nueva incorporación en el cast de Vampire Academy: Adrian. Jo, otro que mola. Este tío también es la hostia, me ha gustado mucho, y lo prefiero a Dimitri. Al menos sale más veces que él en los dos libros juntos.

Y el final... Oh, qué final. Increíble, me sorprendió muchísimo y no me lo esperaba para nada.
Para colmo, el final final hará las delicias de much@s fans de la saga. A mí sólo me queda preguntarme: ¿qué pasará en Shadow Kiss? No lo sé, pero que no nos hagan esperar tanto, por Dios, piedad xD

La pregunta del millón: ¿porqué un 4?
Por el ritmo: leeeeento al principio... tanto que me costó avanzar, no sé. Eso sí, luego se paga muy bien, con esa mitad y ese final. Y además, el impacto de la originalidad del primer libro se frena y ya no mola tanto, no sé si me entendéis (es que me hago un lío).

En fin. ¿Buen libro? Sí. ¿Buena saga? Indudablemente, y más por lo que se dice de los demás libros en el extranjero y lo que dicen aquell@s que ya han tenido el privilegio de leerlos en inglés.

¿Recomiendo Vampire Academy? Por supuesto. Nos encontramos ante una saga entretenida y muy original a pesar de ser de vampiros, un género tan quemado en el mercado actual, y con una protagonista increíble.
¿No te has lanzado aún? ¿Pues a qué esperas?

La autora: Richelle Mead

RICHELLE MEAD se graduó en la Universidad de Michigan y obtuvo una Maestría en Artes sobre Religión Comparativa por la Universidad del Oeste de Michigan. Actualmente reside en Seattle con su marido mientras trabaja en la próxima entrega de Vampire Academy.




[Agradecimientos a Alfaguara Juvenil]

5 comentarios:

Patry-Chan 17 de octubre de 2010, 15:05  

Opino lo mismo que tu en todo ^^
Dimitri sale las veces contadas, pero eso sí, cuando sale...arrasa. Es la ostia!!
Y Lissa no es tan tonta...pero hay que ponerse en su piel...pero en el libro 4...dios...es una pelma!!!

En lo unico que no coincido es en que a ti te gusta más Adrian que Dimitri...a mi Adrian me da cosilla...me hace sentirme en la mente de un paranoico, pero le da su toque y si no saliera no molaria ni la mitad el libro (al menos lo reconozco ^^')

me alegro mucho de que leas la saga, es buenisima y se merece la opinion que das de ella :D
y por cierto...creo que tardará bastante en salir el 3º >.<

Saludos!! ^^

KhrisTinna 17 de octubre de 2010, 15:33  

Ummm, me parece que me quedo con los puntos positivos. Cuando leí la primera parte, el principio me pareció un poco aburrido, luego ya mejoró y corto en lo mejor xD Aunque lo que sí que no aguanto es el Team Dimitri. Dios, pero si sale menos que uno de los personajes secundarios!!! xD
En fin, tendré que leermelo.
Besos!

Izzy 13 17 de octubre de 2010, 17:45  

A mí este libro me gustó más que el primero cuando lo leí en inglés pero en español me pasó como a ti. El problema es la traducción, no es que la del primero sea maravillosa, pero es que esta horrible.

Saludos

PD: ¿Chuck y Jenny serían Adrian y Tontissa, perdón, Lissa?

Elwen 17 de octubre de 2010, 22:04  

Jajajajaja dios me parto con tu reseña, no me había fijado en eso de que los dedos de Dimitri salieran más que él mismo pero tienes razón en que para ser el supuesto co-protagonista sale poco. En cualquier caso Rose compensa de sobra con su gran pecho...esto.. personalidad.

Por cierto, en Shadow Kiss espera de todo y más :P

CarloZ 18 de octubre de 2010, 1:53  

Tío, coincidimos en todo...

Hasta a mi Adrian me agrada más que Dimitri y yo sigo insistiendo en mi teoria del ultimo libro (Si, ya los he leido en inglés)

La verdad no tengo ni idea de cuando saldra el tercero en español, espero y sea pronto.

Saludos

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP