domingo, 16 de enero de 2011

Reseña: Heraldos de la Luz

Título: Heraldos de la Luz
Título original: Heraldos de la Luz
Autor: Víctor Conde
Año de publicación: 2010
Editorial: Editorial Hidra
ISBN: 978-84-92939-17-6
Precio: 17 €
Páginas:
352
Edad: + 14
Saga: Heraldos (Trilogía)
Película: no
Sitio web: http://www.editorialhidra.com/
Ilustraciones: no
Encuadernación: tapa blanda con solapas
Punto de vista narrativo: 3ª persona en pasado


Sinopsis:
Mientras la batalla entre el Cielo y el Infierno llega a su punto culminante, tres jóvenes elegidos viven sin ser conscientes de su auténtico destino. Tanya compite en un concurso de talentos para demostrar que tras su look de Lolita hay un cociente intelectual muy superior a la media. Erik actúa como doble en las escenas más arriesgadas de una película de acción. Y Mauro subsiste como un scene inadaptado.

Una misteriosa joven llegará para advertirles de que corren peligro, y pronto Tanya, Erik y Mauro serán testigos de cómo el choque entre Luz y Oscuridad comienza a cobrarse víctimas de una forma terrible.

¿Qué podrán hacer ellos frente a esta espiral de violencia eterna? Espectacular revisión de la mitología sobre ángeles y demonios, Heraldos de la luz sorprenderá a quienes se atrevan a asomarse a sus páginas con una historia sumamente adictiva que crece en intensidad hasta llegar a su deslumbrante final.

Nota: 4/5


Reseña: Tanya es una chica nor diferente. Es superdotada, le gusta escribir en su diario día tras día, lee libro tras libro de autores perdidos en los albores del tiempo y, por si todo esto no fuera poco, es una Lolita. Sí, sí; pertenece a esa tribu urbana de chicas que se visten con vestidos recargados de lacitos y volantes, ya sean darks, negros, o sweets, completamente rosas y encantadores. Y dicho gusto por la moda Lolita le trae por la calle de la amargura al señor Velasco, coordinador de estudios en el instituto de Tanya. Y más cuando se presenta con uno de sus modelitos al concurso de genios del que pende la reputación del instituto. Lo que Tanya no sabe, es que no sólo ganará el concurso de genios, si no que, además, esa misma noche su vida cambiará para siempre.

Erik tampoco es demasiado normal, que se diga. Bueno, lo máximo que puede llegar a ser de normal un chico de diecinueve años, bastante ligón, que es uno de los mejores especialistas de cine a escala mundial. Pobre... ¡si supiera el vuelco que dará su día a día en una persecución para su nueva película...!
Y Mauro... bueno, Mauro es un scene y siente que su vida no puede mejorar en lo más mínimo... ¿o sí?
El caso es que Séfora los busca. Séfora, un ángel. Sí, con alas y eso. Un ángel encargado de buscar a los tres Elegidos. Los tres que acabarán con la guerra que tiene lugar entre el Cielo y el Infierno incluso antes de que el mismísimo tiempo existiera.

-¿No podríamos... ejem, conseguir un poco en esas joyerías -aventuró Tanya-. Seguro que a ellos les sobra, con tanta cadena de diamantes y tanto oro. Y el seguro les cubrirá cualquier contingencia. Me han dicho que hay una calle en Fira llamada Ypapantis que...
Séfora le dedicó una mirada de reproche. La joven se sonrojó. Entendía lo moralmente reprochable que era pedirle a un ángel (nada menos) que robase, pero así, mendigando en las calles para poder pagarse una cama y un desayuno, no iban a poder salvar el mundo. Un héroe que se precie debe tener la barriga llena antes de enfrentarse a sus enemigos. Por eso Batman era rico.

Con éste argumento, Víctor Conde se sumerge en la literatura juvenil y en el universo de los ángeles, que últimamente intentan vencer en la batalla contra los sempiternos vampiros, aunque algunos libros no les llegan ni a la suela del zapato. Pero la novela de Conde no es la historia de angelitos que se nos intenta vender ahora (en las cuales cogen Crepúsculo, cambian los nombres de los personajes, el lugar y cambian la palabra "vampiro" por "ángel" -un claro ejemplo de dicho suceso es Oscuros), nada más lejos de la realidad, ésta es una novela de ángeles pura y dura, de seres míticos de la religión con alas y de esos demonios que se suelen representar rojos y con una cola en forma de lanza. Nada de adolescentes sumamente atractivos con alas retráctiles y, teóricamente, más malos que la tiña.
En Heraldos de la Luz, los que son malos, son malos; los que son demonios, son demonios de verdad; y los que son ángeles, son ángeles de verdad.
¿Todo aclarado?
Vale, pues todo esto mola bastante.

La narración de Conde es una de las cosas que más me han gustado de la novela, ya que es una mezcla extraña de retorcimiento lingüístico y simplicidad a partes iguales, creando una escritura que me ha parecido muy personal y original, como un estilo totalmente propio; se lee rápido y con ligereza, pero éste autor ha conseguido lo que hacía ya años que no conseguía otro escritor: he tenido que consultar el diccionario en más de una ocasión para conocer el significado de alguna palabra. Increíble.
Además, la "originalidad" de su historia me ha sorprendido gratamente.


Lo pongo entre comillas porque, personalmente, creo que el tema de la guerra entre ángeles y demonios ya está algo trillado, aunque las explicaciones de los sucesos, la mitología que introduce y todos los nuevos elementos nuevos con los que cuenta esta historia son dignos del adjetivo "original" sin lugar a dudas.
El ritmo de la novela es el mismo durante todo su desarrollo, ágil pero no rápido, aunque los capítulos largos le restan algo de esa agilidad con la que cuenta la escritura para poder leer todo el libro del tirón, sin pausa.
Los diálogos entre los personajes me han encantado, sobre todo por la acidez y la chispa de Erik, además de la sinceridad de Tanya y de sus ocurrencias.

Los personajes, sin temor a equivocarme, son lo mejor de toda la novela: cada uno de ellos cuenta con una fuerte personalidad, tan definida que parecen totalmente reales. Que cada uno de los protagonistas pertenezca a una tribu urbana distinta, en lugar de quedar patético y falso (como suele pasar en algunos fan-fics o incluso en algunos libros), les aporta una dimensión real y una profundidad insospechada.
Tanya es aguda y muy inteligente, además de única. Que sea Lolita es su mejor característica; la verdad es que me hizo mucha gracia, y sobre todo me gustó que no le importara en absoluto lo que la gente pudiera pensar de ella.

Erik es la leche. Fue un personaje que me gustó muchísimo por su acidez y su sarcasmo, aunque a veces resultara un poco idiota e indeseable en algunas ocasiones. Ocasiones que, por cierto, se pueden contar con las dedos de una sola mano.
Mauro... poco se puede decir de él salvo que es un scene, pues su historia se podría tachar de spoiler y mejor que lo averigüéis vosotros mismos. Diré, no obstante, que es un personaje que al principio no me hizo mucha gracia pero que acabó por gustarme.
Sobre Séfora y Nínive... son unos personajes geniales, me gustaron desde el principio y en seguida se les coge cariño.

¿Y porqué un 4/5?

Básicamente, porque me ha gustado muchísimo e incluso me ha sorprendido. No me esperaba mucho de esta novela, pensé que sería entretenida y poco más, pero ha resultado ser un soplo de aire fresco, un libro distinto a todo lo que nos aborda últimamente en el panorama juvenil; además de contar con unos puntos extras y muy originales en la ya conocida guerra entre los ángeles y Lucifer.

Sobre el final... bueeeeeno... tal vez chirría un poco, aunque es impactante y las últimas páginas dejan con unas ganas increíbles de su continuación, Heraldos de la Oscuridad.

Resumiendo, ¿lo aconsejo? Pues , la verdad. Víctor Conde ha escrito una novela sobre ángeles y demonios donde los ángeles son ángeles y los demonios, demonios. Una lectura ágil, entretenida y original, con unos personajes carismáticos llenos de personalidad y reales como la vida misma.
¿Aún no os habéis sumergido en la pluma de Conde? Pues en cuanto vuestro bolsillo os lo permita, no dudéis en cazarlo en la librería.

El autor: Víctor Conde

Víctor Conde (Santa Cruz de Tenerife, 1973), reciente ganador del prestigioso Premio Internacional Minotauro de literatura fantástica, del que había quedado finalista en dos ocasiones (2004 con Mystes y 2005 con El teatro secreto), ya tiene a sus espaldas una larga trayectoria como narrador. Sus últimas novelas, Naturaleza muerta y Crónicas del Multiverso, han contado con el favor de crítica y público, tendencia que consolida definitivamente con Heraldos de la Luz, publicado por Editorial Hidra. Heraldos de la Luz inaugura la Trilogía de los Heraldos, con la que Conde levanta su proyecto más ambicioso dentro del campo de la narrativa fantástica orientada al público juvenil.


[Agradecimientos a Editorial Hidra]

10 comentarios:

Anna Gallagher 16 de enero de 2011, 22:12  

Tú lo has dicho, en cuanto mi bolsillo lo permita. A ver si me toca ya la lotería, leches. XD

Mike 16 de enero de 2011, 22:44  

Completamente de acuerdo en todo. ¡Qué ganas de que salga el segundo!

Kelemvor 17 de enero de 2011, 0:26  

Estoy de acuerdo en que es un soplo de aire fresco, aunque me pareció uan novela demasiado introductoria. Pero vamos, estoy seguro que los libros siguientes van a molar bastante asi que ya los espero con ganas.

Saludos!!!

Liz 17 de enero de 2011, 0:47  

a mi no me llama mucho la atencion =)

besos!

Elwen 17 de enero de 2011, 13:27  

Fantástica reseña con la que además estoy de acuerdo, especialmente en lo que comentas sobre la narración y el lenguaje.

Nebe 17 de enero de 2011, 17:53  

En algunas cosas estoy de acuerdo contigo, aunque yo lo disfruté menos.

Saludos

Izzy 13 17 de enero de 2011, 20:47  

Totalmente de acuerdo, hice la reseña hace un par de días y le puse la misma nota.

besos

Nami Shion 18 de enero de 2011, 0:51  

Todo el mundo habla muy bien de este libro. A ver cuando saco un momento para leerlo.

Patry-Chan 19 de enero de 2011, 19:11  

Vale...acabo de cobrar y ya voy a gastarme la pasta...si es que hoy en día es inevitable ser una 'gastadora compulsiva' XDD

Me ha gustado un montón la reseña, muchas gracias por compartirla ^^ por cierto...¿no podrías ayudarme con mis trabajos de lecturas? xDD
Espero que se note que es broma xDD

Solo hay una cosa que me da rabia...ahora que me había dispuesto a escribir un libro de demonios van y sacan el tema!!! vaya birria!! no puede una ser original...xD

¡Un saludo! :)

crisis.91 20 de enero de 2011, 21:07  

Buff despues de leer tu reseña tengo ganas de leermelo.. pero sera mi bolsillo este mes ya le toca pagar unos libros...y ademas la biblioteca que tenemos aqui es una m..... :P

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP