domingo, 24 de junio de 2012

Reseña: Vampire Academy (IV) - Promesa de sangre

CONTIENE SPOILERS DE ENTREGAS ANTERIORES

Título: Vampire Academy: Promesa de sangre
Título original: Vampire Academy: Blood Promise
Autora: Richelle Mead
Año de publicación: 2012
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420401348
Precio: 14,95 €
Páginas: 492
Edad: +14
Saga: Vampire Academy (6 libros)
Película: Derechos vendidos
Sitio web: http://www.richellemead.com/
Ilustraciones: no
Encuadernación: tapa blanda
Punto de vista narrativo: 1ª persona en pasado

Sinopsis:

La vida de Rose ya nunca será igual. El reciente ataque Strigoi a la Academia St. Vladimir ha devastado el mundo Moroi. Muchos han muerto, otros han sido secuestrados, entre ellos: Dimitri Belikov.

Rose tendrá que elegir entre mantener su voto de prote­ger a Lissa, su mejor amiga y la última princesa Drago­mir, o abandonar la academia y buscar a su amado. Pero, llegado el momento…

¿ENCONTRARÁ EL VALOR NECESARIO PARA CUMPLIR LA PROMESA QUE LE HIZO A DIMITRI Y TERMINAR CON LA VIDA DE LA PERSONA QUE AMA?


Nota: 4,6/5

Reseña: Rose Hathaway está perdida... en un hotel de lujo de San Petersburgo.
Después del terrible ataque de los strigoi a la Academia St. Vladimir y sus terribles consecuencias, Rose decidió dedicar su vida a una única misión: encontrar a Dimitri, convertido en una terrible y malvada criatura de la noche (aka Strigoi), y matarlo para así poder liberar su alma... aunque ello suponga matar al hombre que amó en vida y abandonar a su mejor amiga y futura protegida Lissa Dragomir, la última descendiente de una de las doce familias de la realeza moroi.

De este modo, dejando a su amiga y con un futuro incierto por delante, Rose parte a Rusia con el objetivo de llegar al pueblo natal de Dimitri en Siberia... ¿el único problema? Que no recuerda el nombre del maldito pueblo. Así que se ve obligada a pasar las noches en un prestigioso club nocturno para morois, el Ruiseñor, en busca de alguien que le proporcione información... pero no hay suerte. Hasta que una noche se encuentra con Sydney, una... ¿Alquimista? ¡Perfecto, más secretos del mundo moroi! El caso es que Sydney, mandada por sus superiores, acompañará a Rose hasta el pueblo de Dimitri... pero no todo podía ser tan sencillo para una dhampir bendecida por la sombra si tiene que lidiar con la depresión de Lissa, sin poder hacer nada al respecto, y con Adrian colándose en sus sueños e intentando sonsacarle donde se encuentra. Además... ¿qué hará Rose cuando se encuentre con Dimitri...? ¿Será capaz de matar al amor de su vida?

Para entonces ya me había acabado todo el pollo y le robé unas cuantas patatas fritas, porque cada vez parecía menos probable que se las fuera a comer. Mientras las masticaba pensé en todas las posibilidades que se abrían ante mí, y me pregunté si de verdad iba a resultarme tan fácil encontrar el pueblo de Dimitri. Y, una vez allí... ¿todo lo demás sería igual de sencillo? ¿Dimitri estaría allí viviedo entre las sombras y acechando a sus presas? Y cuando me enfrentase a él, ¿de verdad sería capaz de clavarle la estaca en el corazón? Esa imagen que no quería ver me asaltó de nuevo: Dimitri con los ojos rojos...
-¿Rose?
Parpadeé- Me había abstraído por completo, y Sydney ya había vuelto. Se sentó de nuevo frente a mí.
-Mira, por lo que parece... -se calló y bajó la mirada-. ¿Has comido de mis patatas?
¿Cómo se había dado cuenta? ¡Pero si había un montón! Apenas había tomado unas cuantas. Supuse que robar patatas fritas lo consideraría otra prueba de que era una criatura malvada de la noche, así que respondí con una absoluta falta de sinceridad.
-No.
Frunció el ceño, pensativa, y siguió hablando.
-Sé dónde está ese pueblo. Ya he estado allí.

FIN DE LOS SPOILERS

Richelle Mead lo ha vuelto a hacer... y algo me dice que empezaré las reseñas de los dos libros que quedan de esta saga con la misma frase. Justo cuando Mead empezaba a decepcionarme, cuando pensaba que había dado con su truco para distraer al lector y llevarlo donde ella quería en contra de su voluntad me doy cuenta... de que verdaderamente me estaba llevando por donde a la señora le daba la real gana. Que no, que no, rendíos ante Mead y dejaos llevar por sus historias violadoras de cerebros. Y más os vale hacer caso de todas las reseñas positivas que leáis de los libros de esta saga y dejaros de excusas baratas tales como "uf, es que son muchos libros" o "uf, es que la espera entre un libro y otro se hace insoportable, yo me espero a que Alfaguara los publique todos y me los leo del tirón hahahaha", porque 1) sino entráis en razón y os compráis los libros, yo no podré leer en castellano Spirit Bound y 2) si os esperáis y no compráis ninguno -tachántachán- ¡no podréis leerlos todos del tirón, lumbreras! En fin, dejemos la campaña publicitaria y pasemos a los temas que tienen más que ver con el libro...

Una vez más, Richelle Mead consigue conquistarnos con una narración cuidada y ágil... pero menos divertida, y es que la situación con la que nos encontramos en el libro no es precisamente la propicia para desatar un sinfín de situaciones cómicas, aunque, eso sí, del sarcasmo de nuestra querida Rose no nos libra nadie. ¡Y que ni se atrevan a hacerlo...! Además, las descripciones siguen siendo tan perfectas como en los demás libros: rápidas y a la vez concisas y detalladas, tal como deben ser. Eso sí, el ritmo es algo que, a mi parecer, ha flaqueado bastante en esta entrega, ya que hay ocasiones en que se hace lento, y dichas ocasiones me parecieron divagaciones en el libro, como si Richelle no estuviera segura de como seguir con la historia y necesitara llenar algunas páginas para ordenar su mente y proseguir con el hilo principal. Mirándolo con perspectiva, tal vez no se trate de paja sino de escenas necesarias, ya que si lo pensamos, sin ellas la novela hubiera sido excesivamente frenética y vaga... pero he de reconocer que esa sensación de lentitud ha llegado a exasperarme varias veces.

Y sobre los personajes... ¡tenemos carne fresca! Después de tres libros tratando con los mismos (ojo, nada malo tratándose de los personajes de Mead, pues cada uno de ellos tiene su marcada personalidad, aunque se trate de un carácter pusilánime), nos encontramos con nuevas figuras que enriquecen la historia: en primer lugar, tenemos a Sydney, una alquimista. ¿Y qué son los alquimistas? Bueno, os lo podría explicar, pero considero que es una de las sorpresas que os depara Promesa de sangre y prefiero que la descubráis vosotros mismos tal como la descubrí yo (ya que, personalmente, me ha gustado mucho el papel que llevan a cabo estos individuos en el mundo de los moroi y los dhampir). Volviendo a nuestra chica nueva, por lo poco que podemos ver, cuenta con un carácter frío y reservado, aunque parece ocultar mucho más... y es por eso que me ha conquistado y que no dudaré ni un momento en leer Bloodlines, el spin-off de la saga dedicado a esta chica.
Aparte de Sydney, Mead también nos tiene preparados a otros personajes, como Avery Lazar, Mark u Oksana, pero, al igual que los alquimistas, mejor que los descubráis vosotros mismos.

¿Sobre el final, qué podría decir? Bueno, absolutamente nada, pues mis impresiones sobre este podrían destripar el libro a cualquiera con dos dedos de frente capaz de atar un par de cabos sobre mis palabras y los hechos que suceden hacia el final del libro... así que callaré, no quiero ser el típico que suelta cuatro tonterías que, para una mente atenta, no son tan tontas.

Entonces, si me ha gustado tanto, ¿porqué no le doy el condenado 5/5? ¿Porqué un 4,6/5? Pues por tres sencillas razones: por el ritmo, cuyo problema ya he explicado anteriormente y sobre el cual no me voy a extender más; por Rose, que me ha decepcionado mucho en ciertos momentos aunque fueran necesarios para el desarrollo de la trama y la sucesiva evolución del personaje; y porque quedan dos libros más. Es decir, no me fío de ponerle la nota máxima cuando aún quedan dos entregas que posiblemente sean o igual de buenas que esta o mejores aún. Y, aceptémoslo, lo del 6/5 lo tengo ya muy manido y es un recurso provocado por el mal juicio de entregas anteriores o la exaltación excesiva debido al efecto cliffhanger.

Resumiendo, ¿recomiendo Promesa de sangre? Bueno, digamos que si un día dejo de recomendar Vampire Academy es porque Richelle Mead la ha tenido que fastidiar bastante, y por suerte eso no ha pasado aún en estos cuatro libros y, quedando dos más por delante con todo lo que tiene que pasar aún, dudo que eso llegue a pasar. Entonces, Promesa de sangre se trata de una gran continuación que, aunque falle a mi parecer en un par de aspectos, estos tienen justificación y su razón de ser (pero yo no puedo olvidarlos). Así que si aún no habéis comenzado con Vampire Academy, no tenéis absolutamente ningún motivo por no haberlo hecho aún.

La autora: Richelle Mead

RICHELLE MEAD se graduó en la Universidad de Michigan y obtuvo una Maestría en Artes sobre Religión Comparativa por la Universidad del Oeste de Michigan. Actualmente reside en Seattle con su marido mientras trabaja en la próxima entrega de Vampire Academy.



PD: según me han dicho por ahí, ahora los tres primeros libros están por 5,95€ en cualquier Fnac, y si eso es mentira, al menos los dos primeros volúmenes están publicados en bolsillo por la editorial Punto de Lectura.

[Agradecimientos a Alfaguara por el ejemplar]

7 comentarios:

Javier Ruescas 24 de junio de 2012, 18:05  

A mí se me hizo un pelín lento y me pareció el más flojo hasta el momento, pero igual que a ti, me gustó mucho y lo leí con ansias. Estoy deseando ponerme con los que me faltan *_*!

Abrazos, lisiado!
Javier

Nina 24 de junio de 2012, 18:55  

Waaa! Me da ira no poder tener vampire academy 2 ni 3 xD

besos!

Cris Viviendo entre Páginas 24 de junio de 2012, 21:11  

De esta saga solo he leído el primero así que no leo la reseña.
A ver cuando me pongo con los demás ;D

Un besito♥

Mike 24 de junio de 2012, 21:25  

En general estoy de acuerdo (sobre todo con la campaña publicitaria, lo sabes), aunque las divagaciones no me parecieron fuera de lugar... Se me hicieron necesarias.

Un abrazo!

ℓυfι 27 de junio de 2012, 21:54  

A mi me encanto esta Saga, por desgracia en mi país ya venden todos los libros pero en ingles (sí, significa que ya me los leí todos pero fue por tentación...no pude esperar más y los leí todos de un tirón) y recién el mes pasado llegó el primero en español, así que supongo que se demoraran igual con los otros libros.
Muchas gracias por tu reseña.
Saludos :)!

Patry-Chan 1 de julio de 2012, 14:22  

¡Por fin! Esperaba con ganas tu reseña, Matt.
La he visto tarde, para no variar, pero la he visto al fin :D
Para no variar, estoy completamente deacuerdo con todo lo que has dicho en la reseña, eres un crack!!
Yo ya me he leído todos los libros y cada uno se ha ido superando. No me decepcionó para nada el final de la saga y espero que a ti tampoco. Es simplemente maravillosa. Solo ha habido otra saga que me ha gustado tantísimo como esta y es Memorias de Idhun.
Ahora solo espero que no pase como con Crepusculo, es decir, que con la peli me fastidien las maravillosas sensaciones que me han hecho pasar los libros.
En fin, que pases un genial verano y te hartes de leer novelas, que ya no hay más TDR jiji

Erika,  22 de agosto de 2012, 15:29  

Definitivamente, "Promesa de Sangre" es mi entrega favorita de "Vampire Academy" (Es mi libro favorito de Richelle, más de Bloodlines o The Golden Lily) y creo que tiene que ver básicamente con el Dimitri de este libro...no es aburrido, ni Zen - de hecho, es por primera vez más entretenido y fiero que Rose -¿No se puede quedar así?

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP