miércoles, 20 de enero de 2010

Soy Movimiento 2010 IV - los animales no tienen la culpa de nada

Soy Movimiento 2010 se trata de una iniciativa creada por los blogs Letras y Escenas, Soñadores de Libros y Perdidas Entre Páginas, en la cual hablaremos de cinco causas realmente importantes durante las cinco semanas de enero. Para saber más acerca de ello, pincha aquí.



Cuarta semana, cuarta causa
, y esta vez toca luchar contra la violencia animal. Por que los animales no tienen la culpa de nada, y son tan o más inocentes y vulnerables como los niños pequeños (menos aquellos a los que la naturaleza les concedió buenas e impresionantes dotes, como unas fuertes y afiladas dentaduras o una velocidad -pero que no por ello puedan ser cazados furtivamente y de forma inhumana, no me malinterpretéis xD)

¿Y que ejemplos podemos tomar?
Anualmente, en la Península del Labrador, Canadá, se "celebra" una caza furtiva/repugnante/sádica/vomitiva/repulsiva/inhumana/salvaje/despiadada/másadjetivosnegativos de focas. Y no unas focas hechas y derechas, si no unas de pocos meses que no hace demasiado que acaban de nacer (eso, encima de que los animales son inofensivos de por sí -recordemos, algunos más que otros-, van a por los inofensivos de los inofensivos). A estas crías de focas las cazan para comercializar sus pieles (ejemejemversaceejemejemgucciejemejemprada), el aceite que proporcionan, la carne e incluso el aparato masculino, utilizado como afrodisíaco.
A parte de todo esto, la caza es medio incontrolada y hace sufrir a las focas, ya que las matan con picos grandes y porras.
Lo peor de todo es que es una caza legal, el gobierno canadiense la permite y pone excusas realmente estúpidas para defenderla.
Pasaré de poneros imágenes verdaderamente repugnantes sobre esta caza, por que realmente pueden herir la sensibilidad de algun@s. (si queréis saber más de esta caza y ver esas imágenes haced click aquí)

Pero no hace falta que nos vayamos tan lejos, al Canadá, teniendo en nuestro propio país un espectáculo igual de atroz: los toros, ése festival en el cual se tortura a uno de esos animales clavándole pinchos y mareándolo, matándolo y haciéndole sufrir lentamente hasta que el torero le clava la espada y pone fin a sus últimos minutos de agonía.
Pero luego todo el mundo llora cuando le arremeten una cornada. ¡Y les extrañará!


Pero no solo nos tenemos que fijar en todos estos "espectáculos" que son de conocimiento público. También tenemos que concenciarnos en que los animales de granja también sufren lo suyo. Pero por desgracia, como dicen: "ojos que no ven, corazón que no sienten".

¿De verdad hace falta maltratarlos tanto? Por supuesto que no

1 comentarios:

Izzy 13 21 de enero de 2010, 18:11  

Tienes muchísima razón. ¡Qué cucada de foquita!

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP