lunes, 30 de agosto de 2010

Reseña: Magia de una noche de verano

Estáis de suerte, Lectores-as: cómo much@s ya sabéis, un ángel ha bajado del cielo y me ha inspirado para acabar la reseña ^^

Título: Magia de una noche de verano
Autora: Maite Carranza
Año de publicación: 2009
Editorial: Edebé
ISBN: 9788423694112
Precio: 15,50 €
Páginas: 510
Edad: +12
Saga: libro único (*¬*)
Película: no (pero debería haberla)
Sitio web: http://www.maitecarranza.com/
Ilustraciones: no
Encuadernación: tapa dura
Punto de vista narrativo: 3ª persona en pasado

Sinopsis:

¿Es posible crecer en un día dos años, diez centímetros, dos tallas de sujetador y 30 puntos de coeficiente intelectual? Eso es lo que Marina tiene que hacer para suplantar a su hermana Ángela, durante un verano en Dublín. Pero se cruza en su camino con C.C., un friki desesperado con mono de red que interfiere continuamente en sus planes, hasta que ambos caen víctimas de las intrigas del hada Lilian, la causante de todo el lío.
Humor, amor y fantasía en esta disparatada comedia de enredo en la que nadie es lo que parece y en la que, finalmente, todos acaban descubriendo su verdadera razón de ser.
Una nueva novela de la famosa escritora Maite Carranza, tras el éxito de su trilogía fantástica La Guerra de las Brujas.

Nota: 4,7/5



Reseña: Marina... Ay, Marina, Marina... que, según ella, si suena a algo, aparte de a mema, es a mar.
Ejem.
Marina es nuestra protagonista: tiene 14 años y una baja autoestima. Pero la pobre no tiene la culpa de ello. Es por Ángela, su hermana mayor, que es todo lo contrario de Marina: ella fue la primera en nacer, es guapísima, alta, rubia, radiante, de ojos como dos diamantes y azules como el cielo, con piernas de infarto, inteligente y capaz de andar con unos tacones de 15 centímetros.
¿Y quién es Marina? Simple y llanamente la hermana de Ángela. Eso sí, con un carácter de aúpa, pero totalmente invisible.
Para colmo, Marina, por haber suspendido las mates, se queda en esa ciudad post-apocalíptica (palabras suyas xD) conocida popularmente como Sant Feliu de Llobregat recibiendo soporíferas y torturantes clases de refuerzo. Se queda sin oler el mar y sin ir a Dublín, cosa que sí hace Ángela.
Ahh... Dublín. Hogar de aquél dios griego pelirrojo conocido como Patrick por el que Marina suspira y suspira... Le gustaría tanto verle en persona... Tocarle, besarle... Todas esas cosas que sólo hace con él en sus sueños eróticos.
Pero un día, en una de esas interminables torturas clases de verano aparece el hada Lilian.
Oh-Dios-Mío.
¡¿Un hada?! Marina se desploma de incredulidad.
Y más pasmada se quedará cuando Lilian le diga que su hermana Ángela, la perfecta, la rubia y la de las piernas, está gravemente enferma, corre un terrible peligro y que ella es la única que puede salvarla.
¿Cómo? Sustituyéndola y yendo a Dublín en su lugar.
Entonces, Marina se disfrazará para poder salvarla y ser, durante unos días, simplemente: Angela, yes, of course.

-¿Y Dublín? -preguntó el padre, más pragmático, sorbiendo el gazpacho ruidosamente.
-No nos devuelven el dinero. Ya lo he preguntado.
Una madre siempre lo sabe todo y lo pregunta todo antes de que a los demás se les ocurra.
-¿Cómo has dicho? -gruñó el padre, que cuando oía hablar de dinero se ponía de muy mala uva.
-Pues eso. No aceptan cancelación de vuelo ni de cursos venticuatro horas antes. No he levantado la liebre por si acaso, pero me he informado.
-¿Por si acaso qué? ¿Cómo va a irse a Dublín con esa cara y ese fiebrón?
Marina atacó las croquetas y calló. Lo de Dublín le dolía un montón. En Dublín era donde Ángela había conocido a Patrick, pero ella no podría jamás pisar el mismo suelo que su amor; sus padres le tenían vetado el viaje por suspender.
[...]
-¿Y ésta?
Marina puso las antenas. ÉSTA acostumbraba a ser ella. Efectivamente, su padre la estaba mirando. No solía hacerlo, pero en ese momento la estaba mirando. A Marina no le gustaba que la mirasen y se ponía nerviosa, prefería pasar inadvertida.
-Que si enviamos a ésta en lugar de Ángela -aclaró señalándola con la cuchara.
Marina se atragantó con la croqueta. O sea que ésa era la IDEA. Su madre dejó caer el tenedor.
-¿Estás loco?
-Lo digo para amortizar el pastón. Al fin y al cabo está pagado.
Y Marina, con la tez violácea por la corqueta que no podía tragar y la mano en el cuello y los ojos saliéndole de las órbitas se convirtió en el centro de atención de la mesa. Los dos miraron a ÉSTA, que estaba sentada a su mesa y que también era hija suya, que quería gritar "sí, sí", pero que estaba a punto de ahogarse.
-Se parecen como un huego a una castaña -concluyó la madre tras una rápida ojeada.
No especificó, sin embargo, quién era el huevo y quién la castaña, aunque era de suponer.
-Son hermanas, ¿no? -masculló el padre sin mucho convencimiento por su parte.
Y antes de que la conversación derivase en un peligroso culebrón sobre identidades y parentescos, Marina escupió la croqueta y gritó:
-¡Sí!

Pero, lo que no sabe Marina es que con su engaño arrastrará a más gente en la historia: a C.C., un friki obsesionado con los juegos online, que no sabe vivir sin ordenador, que ha tenido malas experiencias con las pijas al Angela's Style y que es genial.
A Antaviana, una pequeña rubia perversa, que tiene 14 años, pero aparenta 11, y que es más mala que la tiña y la tuberculosis juntas, y, además, es genial.
Y a Luci, otra chica que aparenta no tener sangre en las venas y que tiene fama de conciliadora, pero que, por desgracia, no es tan genial.

-Me lo dijeron este mediodía y hace dos horas que el fotógrado se largó.
-¿Adónde?
Aunque fuera una pregunta estúpida, C.C. la contestó sin amilanarse.
-A casa de su abuela.
-¿Por qué?
-Porque se está muriendo.
Si C.C tenía respuestas para las preguntas de Antaviana, Antaviana tenía soluciones para todos los problemas.
-Pues regresamos mañana, que ya se habrá muerto.
C.C. podría haber respondido que se celebraría el entierro, pero el asunto de la abuela podría llegar a ser truculento y optó por una solución definitiva.
-Antes de irse hizo las fotos a otra.
Llegados a este punto Antaviana se puso hecha una furia.
-¡¿A quién?!
Si esa OTRA hubiera existido, a buen seguro que hubiera temblado al percibir telepáticamente el odio profundo que destilaba Antaviana.
-Una chica que pasaba por aquí.
-¿Y cómo se llamaba?
-Pepi.
-¿Pepi qué más?
-No te lo digo porque eres capaz de buscarla y romperle la cara.

¿Qué pasará cuando todos ellos se encuentren y se vean atrapados por los "misterios" que rodean a MarinÁngela?

De este libro había visto varias reseñas, en las cuales se decía que era un libro imaginativo, divertido y lleno de magia... Y tenían razón, pero aún así el libro me sorprendió bastante: jamás me he reído tanto con un libro (excepto con Corpúsculo) y jamás me he encontrado un disparate igual en uno (excepto con Corpúsculo).

Es la primera vez que leo algo de Maite Carranza y, sin lugar a dudas, quiero leer más de esta autora.
¿Los motivos? Varios. Primeramente, la narración de la escritora es sencillamente perfecta: es ágil, rápida, se lee de forma sencilla y tiene un "algo" que hace que quieras seguir leyendo sin parar en ningún momento. Dicho esto, se podría pensar que puede ser hasta simple, pero nada más lejos de la realidad, pues la prosa de Carranza lo tiene absolutamente todo.
Los diálogos son totalmente geniales, como habéis visto en las citas, no les faltan chispa ni naturalidad. Al leer, me pareció que estaba hablando con los mismísimos personajes.
De descripciones no hay muchas durante toda la novela, y se limitan a explicar los vastos bosques de Dublín, las tierras de los Tuatha de Dannan, los paisajes del World of Warcraft juego online de C.C. y poco más, lo típico. No obstante no aburren, no son demasiado extensas, y consiguen formar las escenas y los paisajes en tu cabeza perfectamente.

Sobre los personajes, no sé que podría decir. Me ha gustado cada uno de ellos (menos Luci y los más secundarios), y es que cuentan con una fuerte y característica personalidad que los hace únicos.
Marina, que tiene más carácter que un demonio de Tasmania y que vive frustrada a la sombra de su perfecta hermana Ángela, y que, además, sufre de bipolaridad (bueno, esto ya lo veréis por vosotros mismos) y de invisibilidad por parte de sus padres y de... el resto del mundo.
C.C., que es friki hasta la médula de los huesos, con el que me he identificado más de una vez, y el que tiene un trauma con las pijas y las chicas en general (lo que hacen los prejuicios xD), que es totalmente genial y con unas reflexiones filosóficas sobre las chicas y los lavabos muy, muy interesantes.
Antaviana, que como he dicho, es malísima y totalmente irritable. Desearemos matarla, asfixiarla con nuestras propias manos hasta verla retorcerse y... y por eso es total e increíblemente genial. Aunque un aspecto suyo, en cuanto se manifieste, será muy previsible descubrir qué pasó, o al menos yo lo averigüé claramente, aunque conozco a una que no.
Y bueno, ya me callo sobre esto.

¿El final? Perfecto, ¡me ha encantado! Lo cierra como buen libro autoconclusivo y es un buen final, de los que gustan a todos. Y no diré nada más, que no os quiero destripar nada, porque merece la pena que lo descubrías vosotros mismos.

¿Y si es tan maravillosamente perfecto, por qué no un 5 completo?
Bueno, porque no es completamente perfecto, porque soy muy tiquismiquis y porque en el recuerdo este libro siempre tendrá un 5 completo para mí. Como he dicho, hay un punto previsible en la trama del libro y, una cosa que aún no he comentado, los capítulos protagonizados por las hadas son bastante aburridos en comparación con los demás... así que todo eso le ha restado un par de décimas.

En resumen, ¿recomendable? ¡Oh, Dios mío, ! Sobre todo en esta época del año, en verano, pues es en la época del año en que se desarrolla la historia y porque es perfecto para estas calurosas tardes, mañanas y noches de estío. Si no lo habéis leído ya, aprovechad antes de que se acaben las vacaciones y empiece el curso escolar. Es una historia adictiva, desternillande y completamente mágica, no lo dudéis más.

La autora: Maite Carranza

Fue profesora de bachillerato durante la década de los 80 y se inició en el mundo de la literatura en el año 1986 con Ostres, tu, quin cacau!, una novela juvenil de gran éxito que recibió el premio de la Crítica. Ha publicado una cuarentena de libros entre los cuales destacan Frena, Cándida, Frena!, Mauro Ojos brillantes o ¿Quieres ser el novio de mi hermana?, y otros más recientes y también de gran éxito como la trilogía fantástica de LA GUERRA DE LAS BRUJAS (El clan de la loba, El desierto del hielo). Ha ganado los Premios de la Crítica Serra d'Or 1987, Folch i Torres 1987, Joaquim Ruyra 1999, EDEBÉ 2002 y Protagonista Jove 2006.

Su obra se ha traducido al inglés, el francés, el alemán, el holandés, el portugués, el italiano, el griego, el eslovaco, el coreano y el húngaro. La mayoría de sus libros se encuentran en castellano y algunos en vasco y gallego. Además de escribir para niños y jóvenes ha estrenado teatro y ha publicado una novela para adultos.

Información extraída de Escriptors.cat.

11 comentarios:

Mike 30 de agosto de 2010, 19:51  

Siempre he leído críticas muy buenas de este libro, así que no me sorprende que le hayas dado tan buena puntuación.

Como ya comenté en el IMM le tengo muchas ganas a este libro... a ver si lo encuentro por aquí, hostias T__T. Y, por cierto, me han encantado las citas que has puesto xD

Y lo de que sea autoconclusivo me encanta ;)

Damned 30 de agosto de 2010, 20:36  

Adoro a Maite Carranza, y hace meses que quiero leer este libro. Ya que quieres leer algo más suyo, te recomiendo la trilogía de la Guerra de las Brujas, a mí me gustó bastante :)

PD: También tengo ganas de leer Corpúsculo xDDD

Yer_Soul 30 de agosto de 2010, 21:04  

Te dije que era muy bueno, me alegra que te molara.

Cristina 30 de agosto de 2010, 21:16  

He leído bastantes reseñas de este libro, aunque nunca me había convencido del todo...

Pero ahora que he leído tu reseña tengo que añadirlo a mi lista :P

Seguramente no podré leerlo en verano... pero espero disfrutarlo igual :)

Un abrazo*

poy 30 de agosto de 2010, 21:59  

Pues cada reseña que leo del libro es positiva. Posiblemente lo acabe leyendo de la biblioteca (algún día) porque el argumento no me llama especialmente pero me encanta la forma de escrir de Maite ^^

Mi Locura Romántica 30 de agosto de 2010, 21:59  

Muy buena reseña. Llevo buscándolo un tiempo y parece que ha desaparecido de todas las librerías, al final tendré que tirar de internet.

Y eso de que sea autoconclusivo de los de final cerrado de verdad, me termina de convencer ;P

Las citas me han encantado.

Muchos besitos
Carmen

Anna Gallagher 31 de agosto de 2010, 1:03  

Di que sí, ¡ole los libros autoconclusivos! Pues después de tantas buenas reseñas... ¡a ver si cae!

Arizu Ynewi 31 de agosto de 2010, 7:13  

Qué ganas de leerlo, tendré que pedir que me lo devuelvan que no hago más que leer reseñas buenas.

Elisa 31 de agosto de 2010, 11:34  

Madre mia se ota que te gusta el libro. La verdad es que tiene muy buena pinta asique me lo apunto.

Ya te sigo el blog, mira el mio tambien a ver si te gusta.

Un saludo

KhrisTinna 31 de agosto de 2010, 14:59  

*___*
Lo tengo en mi estanteria para leer, y ahora como que me han entrado más ganas :D

Sedienta de libros 31 de agosto de 2010, 16:39  

Pues a Luci, en la versión catalana le llaman Queralt (¿?) xD
Buena reseña!

Eventos

ultimareseña ultimareseña

¿Des de dónde visitan "Lector Empedernido"?

Imagen de título:

Las fotos originales de las cabeceras han sido buscadas en Wehearit.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP